autoconocimientoDesarrollo personal

La carta natal como herramienta de conocimiento (9ª edición)

La astrología es tan antigua como la humanidad y surge de la necesidad de entender los acontecimientos que rodeaban al ser humano a través del cambio de las estaciones fijándose en un principio en los movimientos de la Luna y los efectos que parecían tener sus distintas fases en la naturaleza para ampliar después esa influencia a los movimientos de la tierra alrededor del Sol y los distintos movimientos planetarios al observar su paso por la elíptica (eso dio lugar al Zodiaco actual).

Este aspecto de búsqueda se fue ampliando con el paso del tiempo a través de la observación de las distintas constelaciones y la astrología fue ganando importancia en la sociedad hasta el punto de estudiarse en algunas universidades (en Zaragoza hubo una cátedra de Astrología) y tener eruditos como Miguel Servet que la defendía a ultranza en el estudio de la medicina.

Sin embargo debido al mal uso de esta herramienta y a los cambios sociales del siglo XVII fue perdiendo interés progresivamente aunque a partir del signo XX tuvo un fuerte resurgimiento.

Para nuestro estudio tomaremos como referencia la carta natal ya que representa el estado de los planetas en la esfera celeste en el momento del nacimiento y a través de ella podremos descubrir una serie de datos que nos ayudarán a conocernos mas a fondo, conectar con nuestro plan de vida, valorar los aspectos heredados, tanto de cara a mantener los que sigan siendo válidos como modificar y eliminar si es necesario pautas que han quedado anticuadas o puedan suponer un prejuicio para nuestra evolución.

Es como si fuera un libro de instrucciones que va abriendo sus distintas páginas conforme vamos creciendo y haciéndonos preguntas como : que hago aquí, cual es mi misión en esta vida, que me vincula a mi familia, cuales son mis cualidades, mis límites, etc. siendo el tiempo un factor clave para ponernos en contacto con los distintos puntos que componen la carta natal (los signos, los planetas y las casas) y activar distintas posibilidades en nuestro plan de desarrollo al través del movimiento de los distintos planetas y su acción sobre nuestro mapa.

La astrología no debería ser usada como un oráculo que determina que nos pasará tal o cual cosa en un momento dado de nuestras vidas, ya que el libre albedrío siempre estará presente y seremos nosotros/as los/as que tendremos la última palabra a la hora de responder a los retos que nos plantee la vida o aprovechar las oportunidades que nos lleguen en cada momento ya que la actitud que tomemos en cada momento será determinante en nuestro desarrollo futuro 

Angel Fletas

Ángel Fletas

Formador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *